¿CMYK, RGB y Pantone? ¿qué son y para qué sirven?
21 febrero, 2018
Diferencias entre impresión offset y digital
21 febrero, 2018

Resolución e Impresión

Muchas veces, cuando estamos trabajando en un proyecto de diseño gráfico o de arte digital, el proceso de llevar al papel lo que vemos en la pantalla resulta dificultoso. Además de contar con los equipos apropiados e insumos de calidad, existen ciertos conceptos fundamentales de impresión que es importante tener claros para obtener los resultados deseados. La resolución de impresión es uno de ellos.

Para entender lo que es la resolución de impresión, primero tenemos que hablar de los DPI (Dots Per Inch): es a la cantidad de puntos por pulgada de tinta que se plasman en el papel durante la impresión de una imagen. Estos puntos se forman en sentido horizontal y vertical. La mayoría de las impresoras de inyección de tinta tienen una resolución de 1200 DPI, mientras que los modelos más avanzados pueden producir hasta 9600 DPI.

A mayor cantidad de puntos por pulgada, mayor cantidad de detalles obtendremos en la imagen impresa, lo que dará como resultado textos más definidos e imágenes más claras. Por eso es fundamental prestar atención a la configuración de los DPI.

Otro concepto importante en este sentido son los PPI (Píxeles por Pulgada). En este caso, se relacionan con la resolución de imágenes digitales, es decir, de la imagen que se verá en la pantalla de nuestra PC. Al ampliar cualquier imagen digital, en algún momento comenzaremos a ver bloques cuadrados, que son los píxeles. Estos píxeles son los que crean la imagen.

 

 

Por si la cosa no nos queda clara, es el momento de desglosar un poco más estas medidas:

    • El píxel es un cuadradito que constituye la menor unidad de medida del tamaño de una imagen digital. Por eso, al hablar de una imagen digital solemos mencionar su anchura y altura en píxeles. Por ejemplo 500 x 300px. En las pantallas de un dispositivo digital como podría ser el monitor del ordenador se puede ajustar una resolución indicada en píxeles, por ejemplo 1024 x 768px.
    • Un megapíxel, literalmente, equivale a un millón de píxeles. Por lo general, usamos esta medida para referirnos a la superficie de la imagen digital. De este modo, una fotografía digital que mida 3000 x 2000px, tiene 6.000.000 píxeles o, lo que es lo mismo, 6 megapíxeles.
    • El centímetro o la pulgada son unidades de medida que podemos utilizar para fotografías impresas, pero no para imágenes digitales. Una pulgada equivale a 2,54 centímetros.

 

Los puntos por pulgada (ppp) simplemente indican la cantidad de píxeles de una imagen digital que podemos colocar en una pulgada de imagen impresa. Dicho de otro modo, los ppp indican la resolución o densidad de puntos de una fotografía impresa.

La importancia práctica de esto es enorme. Podemos imprimir cualquier fotografía digital al tamaño que queramos, desde un centímetro, a varios metros, o incluso más. Lo que ocurre es que cuanto mayor sea la impresión, peor resolución tendrá, y esto lo notaremos especialmente si la miramos de cerca. ¿Por qué? Porque al ampliar el tamaño de impresión estamos poniendo muy pocos puntos en cada centímetro, mientras que con un tamaño de impresión menor tendríamos más puntos, y una mayor resolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable Usual Comunicación. S.L
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://imprentaon.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola